sábado, 1 de agosto de 2009

John Everett Millais


John Everett Millais (Southampton, 1829-Londres, 1896) fue de entrada un niño prodigio: con 11 años fue admitido en la Royal Academy of Arts de Londres. Allí conocería a Hunt y a Rossetti, con los que fundaría la Hermandad Prerrafaelita en 1848, cuyos objetivos se centraron en la lucha contra el Academicismo y los convencionalismos de la época victoriana -y de la que ya hablamos en el post 'El sueño prerrafaelita', dedicado a la exposición del Museo del Prado-

Con la constitución de la Hermandad, Millais empieza a desarrollar un estilo pictórico propio, íntimamente ligado a los principios prerrafaelitas: se supedita la técnica en favor de la precisión y el detalle -lo que propicia que los cuadros de esta etapa aparezcan siempre como una estampa-; los colores son utilizados de forma intensa pero poco realista, lo que lo acerca al simbolismo; las escenas representadas, incluso las cotidianas, siempre poseen un significado muy concreto.

Ofelia

Ofelia (1852) supone el primer gran triunfo del pintor, además de constituir un icono para el movimiento prerrafaelita. Representa al personaje de Shakespeare cuando ya se ha ahogado, y flota exánime rodeada de flores, sin que la muerte perturbe la belleza de su rostro.

Sur l'onde calme et noire où dorment les étoiles
La Blanche Ophélia flotte comme un gran lys...

El cuadro está pintado según el método habitual de Millais en esta época: pinta del natural el paisaje con la máxima fidelidad posible y luego, en su taller, añade la figura y los detalles del argumento. En este caso, la modelo Elizabeth Siddal - habitual de los prerrafaelitas, y que acabó casándose con Rossetti- posó durante horas en una bañera de agua tibia, con un vestido antiguo que Millais había encontrado para la ocasión.

La densidad del color, dentro de una hábil armonía cromática, junto con la creación de una superficie pictórica muy elaborada que se basa en la integración total de los elementos de la naturaleza -lo que vino a llamarse 'ecosistema pictórico-, transmiten al espectador una sensación de inmediatez y de intensidad trágica.

Otras obras del periodo prerrafaelita de Millais:



Autumn Leaves (1856)






































The Blind girl (1856)


Uno de los defensores de los prerrafaelitas y buen amigo de Millais fue John Ruskin, por quien se dejó aconsejar durante toda su etapa vinculada a la Hermandad. Su amistad se enfría cuando su esposa Effie y Millais se enamoran, y en 1856 acaban casándose -después de obtener la anulación de su matrimonio anterior. A partir de este momento, Millais transforma su estilo -lo que Ruskin calificará de 'catástrofe'- alejándolo de las premisas prerrafaelitas y volviéndolo más asequible: temas populares, pintura de paisajes y retratos sustituyen su temática anterior. Hay varios motivos que podrían explicar este cambio: por un lado, la necesidad de mantener a su familia -él y Effie tuvieron 8 hijos-, por otro, su admiración por Rembrant y Velázquez, a quien él mismo propone como maestros y, finalmente, la influencia de Wistler.

Esta última estapa de Millais fue la que más éxitos peronales le proporcionó: fue nombrado académico y baronet, y en 1896 sustituyó a Leighton como presidente de la Royal Academy.


The Black Brunswicker (1860)

The Nort-West Passage (1874)

Se pueden ver más imágenes on-line de sus obras en:





4 comentarios:

DAyara dijo...

Siempre me ha encantado ese primer cuadro, el de Ofelia. No sabía que era de este autor.

MARIKO dijo...

Sí, Millais siempre ha sido mi favorito, pero sobretodo por este cuadro (Ofelia)

Luna Walker dijo...

Son cuadros preciosos, sin duda alguna el de Ofelia es el más sobresaliente y coincido en que el más bonito también es el de Ofelia.

MARIKO dijo...

Gracias Luna ^_^