lunes, 29 de noviembre de 2010

Daguerrotipos o la fotografía en 1840



Las calles que recoge esta imagen están desiertas, completamente desiertas salvo por unas pequeñas figuras que podemos observar en la parte inferior izquierda, muy pequeñas. Representan una escena tan antigua como las mismas calles: son un caballero y un limpiabotas.

Esta es la primera fotografía de la historia en la que aparecen personas; fue tomada en 1838 por Louis Daguerre, y es el Boulevard du Temple de París. Aunque no es exactamente una fotografía, sino un daguerrotipo.

El daguerrotipo fue el primer proceso fotográfico de aplicación práctica, mediante el cual se obtiene una imagen en positivo a partir de una placa de cobre recubierta de yoduro de plata. Tuvo muy una buena acogida, aunque al principio el tiempo de exposición podía llegar a ser de hasta 30 minutos, pero tras los considerables avances logrados en Austria, Inglaterra y Estados Unidos, los tiempos de exposición se redujeron, y a comienzos de la década de 1840 la mayor parte de las capitales y grandes ciudades europeas tenían por lo menos un estudio de retratos y los fotógrafos ambulantes recorrían las ciudades más pequeñas.


 Daguerrotipo de Edgar Allan Poe (1848)

Pronto empezó a difundirse por Alemania, Estados Unidos, Italia, Inglaterra, etc. Además se empezaron a vender cámaras que no llevaban la firma de Daguerre. Estos vendedores y los aficionados que las compraban, fueron los responsables de la evolución de las cámaras, aligerándolas de peso, construyéndolas con materiales baratos y lentes simples; y también reduciendo poco a poco el tiempo de exposición (en 1842 ya queda reducido a 30 o 40 segundos)

Uno de los principales inconvenientes del procedimiento era que cada imagen era única: no existía un negativo. Sería William Fox Talbot quien descubriría un procedimiento fotográfico que consistía en utilizar papel negativo, en el cual se podía reproducir un número ilimitado de copias, partiendo de un único negativo. Al papel se le aplicaba una solución de nitrato de plata y era posteriormente sumergido en una solución de yoduro de potasio que lo sensibilizaba a la luz. Se le llamó Calotipo, y requería unas exposiciones de 30 segundos para conseguir la imagen en el negativo.


 Árboles, negativo. (1840)


Árboles positivo (1840)

En 1851, Frederick Scott Archer a a conocer su invento que revolucionaría el mundo de la fotografía, el Colodión Húmedo que era mucho más rápido que el Daguerrotipo, y con una gran ventaja respecto a la exposición, esta era mucho más corta. Su generalización supuso el abandono de los dos métodos anteriores, y un paso más hacia la fotografía moderna.


Imagen con la técnica del colodión. Julia Margaret Cameron

Fuentes: 




MEMENTO MORI: Una práctica muy común a lo largo de todo el siglo XIX son las fotografías de difuntos: se tomaban como recuerdo de la persona fallecida, en especial de los niños (aunque también de personas adultas, muchas en posición erguida y vestidos, como si aún viviesen) Podéis saber más sobre el tema, y ver una buena colección de imágenes en el siguiente enlace:


1 comentario:

alisdei adiestradora de mosquitos dijo...

http://elsoldaditovaliente2.blogspot.com/2010/12/aguila-dorada-cap1.html